top of page
  • 4
  • 2
  • 3
  • 1
  • linkedin
  • tiktok
  • youtube
  • instagram
  • Foto del escritorCuidkers

Trastornos de conducta alimentaria en la adolescencia



Nuestra experta Susana Monereo nos habla de algunas de las causas y consecuencias de los trastornos de la conducta alimentaria (TCA) en los adolescentes. Este es un problema que desgraciadamente hoy en día cada vez es más común y estamos seguros de que será de gran utilidad para nuestros cuidkers.


Qué son:

Los trastornos de conducta alimentaria (TCA) son todas aquellas alteraciones que aparecen en la forma de comportarse y que relacionamos o están directamente relacionadas con la comida. Van desde una ingesta excesiva de alimentos por ejemplo, comer cantidades exageradas de alimentos para sentirse saciados que conduce a la obesidad, hasta una restricción casi total de los mismos que lleva a la delgadez extrema o a la anorexia, pasando por los que picotean a todas horas, o se dan atracones, o además vomitan como la bulimia o comen de forma compulsiva o comen a escondidas o se levantan a comer por la noche. En todos los casos siempre hay un problema psicológico detrás que se manifiesta a través del comportamiento con la comida, a veces es solo una llamada de atención, es una señal de alarma y otras veces es el inicio de una grave enfermedad psicológica o psiquiátrica.


Aunque los trastornos de conducta alimentaria graves como anorexia y bulimia como tal son poco frecuentes, no más del 0.5% de adolescentes tiene anorexia y no más del 1.5% tienen bulimia, el resto de trastornos de conducta alimentaria pueden llegar al 6% de los adolescentes, y hasta el 25% cuando se tiene en cuenta la obesidad.


Causas:

Los problemas de conducta alimentaria obedecen a causas muy diversas

  • Los más frecuentes son trastornos de ansiedad relacionado con problemas del entorno familiar por ejemplo, problemas entre los padres que trasmiten sin querer a los hijos, una exigencia muy alta con las notas, mucha presión social y/o familiar por la estética premiando y elogiando continuamente la delgadez como algo sublime, sentirse poco queridos o rechazados cuando hay un hermano/a mas listo o más guapo, o al contrario cuando hay un hermano/a u otro familiar que requiere más atención por otro tipo de problemas, como una enfermedad , trabajo de ambos padres etc.


  • Problemas personales en los adolescentes como los cambios que se producen de adaptación al medio por ejemplo un cambio de colegio, cambio a la universidad o un cambio de domicilio, que les obliga a ser nuevamente aceptados y buscar nuevos amigos.


  • Problemas de autoestima casi siempre relacionadas con la visión que tiene de su cuerpo, muy presionados por las imágenes que salen en revistas, series de TV etc se ven gordos/as o feos/as, tiene cánones de belleza muy extremos que se fomentan desde los medios de comunicación, grupos de amigos o incluso desde los mismos familiares.


  • Otras veces hay debajo una enfermedad psiquiátrica como tal, trastornos obsesivos o depresivos difíciles de ver ya que el adolescente no lo expresa como tal y necesitan siempre ayuda psiquiátrica.


Consecuencias:

La adolescencia es la puerta de la vida adulta y todo lo que ocurre en ese momento tiene una gran repercusión después.

  • El comer en exceso conducirá a la obesidad, aumento del riesgo de ser diabético, problemas de fertilidad y más adelante aumento del riesgo cardiovascular y cáncer. Los adolescentes obesos por lo general tienen problemas de autoestima, de seguridad en si mismos, y puede ser causa de fracaso escolar. Hacen dietas continuamente. A veces dejan de comer para adelgazar deprisa y eso les lleva a tener más ansiedad y comer más. Son peor aceptados por el grupo y tienden a aislarse. En ellos hay que vigilar la forma de comer por ejemplo comer muy deprisa, repetir siempre, comer a escondidas, darse atracones. Hay que ordenarles la alimentación sobre todo los horarios de las comidas, no presionarles a todas horas con la dieta para adelgazar y sobre todo fomentar mucho el deporte.


  • Dentro del grupo con exceso de peso aunque no llegue a ser obesos solemos encontrar diversos tipos anómalos de conducta alimentaria como picotear a todas horas y comerse todos los restos de comida, o darse atracones de grandes cantidades de comida generalmente a escondidas y en algunas ocasiones provocarse el vómito para no engordar. Cuando estas conductas son muy repetitivas pueden llegar a la bulimia teniendo riesgo de problemas de esófago. Cambio del color de los dientes, y aparición de múltiples caries y en casos severos problemas con el potasio y el cloro en sangre que pueden ser graves.


  • Comer poco y mal conduce a la malnutrición y en casos extremos a la desnutrición.

    • Se llega a la anorexia cuando además de una pérdida de peso muy severa, hay problemas de carácter graves con tendencia a la depresión y una obsesión enfermiza por adelgazar y en adolescentes mayores se pierde la regla.

    • A parte del problema psicológico y sufren un deterioro físico visible, y terminan con problemas graves como osteoporosis, reducción de la talla final si afecta a edades muy tempranas, o problemas de fertilidad.

    • Tiene pánico al peso y a engordar y por ello además de restringir mucho la ingesta y disimular que comen, tiene conductas purgativas como provocarse el vómito y tomar laxantes o diuréticos para perder más peso. Suelen tener aspecto triste y envejecido con la piel muy seca y llena de vello, pero a pesar de ello, sorprende el derroche de energía para hacer cosas y no parar. Las actividades deportivas son obsesivas y no se restringen a los gimnasios o polideportivos, sino que se trasladan también al hogar, donde pueden pasar horas haciendo gimnasia. Casi siempre emplean su tiempo en una única actividad, bien los estudios o el deporte.

    • En la mesa intentan disimular y hacen creer a los demás que comen cuando no lo hacen. Normalmente procuran no comer con el resto de la familia para no verse presionados. Se sirven muy poca comida y todo lo relacionado con los alimentos les crea ansiedad. Ante los consejos y advertencias sobre su salud se muestran irritables.

    • Las relaciones sociales también se ven afectadas. Intentan evitar las situaciones que aumentan su ansiedad y restringen sus contactos sociales para no verse juzgados. Esto lleva a cierta fobia social que merma sus relaciones con los demás. También se registra una disminución de las relaciones sexuales y una falta de interés por las mismas.

    • Duermen poco, no les gusta permanecer sentados y llegan a comer o a estudiar de pie para quemar calorías. Casi siempre emplean su tiempo en una única actividad, bien los estudios o el deporte, cuya práctica suele ser abusiva y descontrolada.


  • En ESTOS CASOS SIEMPRE HAY QUE RECURIR A UN PROFESIONAL, psiquiatra o psicólogo. También tendrá que verla el médico general y un endocrinólogo para evaluar los problemas nutricionales y hormonales asociados.


Signos de alarma.

  • Cambios de peso bruscos. Aumentar o bajar de peso bruscamente pueden ser signos de un problema psíquico grave. Siempre se debe consultar con el médico de cabecera.

  • Cambios de carácter, irritabilidad, aislamiento, tristeza, obsesión por los estudios o por el deporte. Pueden esconder un trastorno de conducta alimentaria. Observar lo que comen, hablar con ellos para detectar si tiene algún problema.

  • Encerrarse muchas horas en el cuarto de baño, sobre todo después de las comidas. Vigilar si vomitan, toman laxantes o diuréticos. Consultar siempre con el médico de cabecera.


Soluciones.

  • Siempre hacer un examen de la familia y el entorno haciéndose preguntas como

    • Se come bien en casa?

    • Los hábitos de alimentación de la familia son correctos, o no

    • Tenemos algún problema en la familia que le pueda estar afectando

    • Hemos presionado demasiado a nuestro hijo/hija, por los estudio o por que tenga exceso de peso?

    • Tenemos el problema con la comida nosotros mismos ¿

    • Ha tenido algún problema en el colegio o con algún amigo o amiga?


  • Recurrir a un buen profesional.

    • Generalmente los trastornos de conducta deben manejarse por psiquiatra o psicólogos. Los endocrinos son secundarios, tan solo evalúan las consecuencias de los problemas nutricionales, no son los que tratan las causas. El médico de cabecera es un buen contacto donde empezar.

    • No regañarles en público ni afearles la conducta. No llenarles mucho los platos. Intentar hablar con ellos en privado.


  • En casos de exceso de peso, siempre es mejor empezar fomentando el deporte o actividad física, a veces se debe implicar toda la familia.

    • La dieta siempre debe ser prescrita por un médico y solo si el adolescente quiere hacerlo. Nunca se debe poner a dieta en contra de su voluntad.

    • Si pica mucho, intentar tener en casa alimentos poco engordantes como fruta. Evitar tener chocolate y bollería industrial, patatas fritas etc.



LINKS DE INTERÉS




2 comentarios

Entradas Recientes

2 commentaires


ana.monereo
30 mars 2023

Me parece muy prácticos estos consejos que creo que voy a imprimir y pegar en el espejo!!

Gracias por estos consejos.

J'aime

reginadopico
23 févr. 2023

Estupendo artículo. Muy esclarecedor y muy útil para saber más sobre este gravísimo transtorno.

J'aime
bottom of page